El Consejo Nacional de Energía (CNE), en coordinación con la Superintendencia General de Electricidad y Telecomunicaciones (SIGET), la Defensoría del Consumidor, y la Superintendencia de Competencia, realizaron el taller “Diálogo para la Modernización de la Distribución Eléctrica en El Salvador” que contempla la discusión y elaboración de propuestas en conjunto con las Empresas Distribuidoras de Energía Eléctrica para impulsar la innovación y desarrollo tecnológico en el sistema de distribución, tales como: generación distribuida, nuevos sistemas de información geográficos, tecnologías de comunicación, información y mantenimiento, programas de reducción de pérdidas, la automatización, la medición remota, entre otros.

Dicho taller da inicio a un conversatorio a nivel nacional que posibilite alcanzar acuerdos importantes en todo el sector, asimismo la aprobación de reformas a la normativa eléctrica en niveles de prioridad:

  • Políticas y acciones de las empresa e instituciones del sector
  • Normas y Resoluciones del ente regulador
  • Decretos Ejecutivos
  • Cambios o ajustes a la Ley General de Electricidad

Por medio de un acuerdo de Junta Directiva del CNE, a finales de 2017 se aprobó la conformación de un equipo de trabajo de alto nivel para superar las dificultades encontradas en el sector de distribución, iniciando con un diálogo entre las partes vinculadas al sector eléctrico, específicamente con las Empresas Distribuidoras de Energía Eléctrica, pues dichas entidades son el enlace de las diversas actividades de todo el sector con los usuarios finales.

El objetivo de este acercamiento es asegurar el desarrollo de la industria especialmente para el beneficio de los usuarios del servicio eléctrico, más necesitados del país.

Entre otros aspectos a tratar se pueden mencionar:

  • Proyectos de mejoras en la red eléctrica garantizando el suministro confiable y continuo a los usuarios.
  • Y el desarrollo sostenible para proyectos de eficiencia energética en todos los sectores de la población.

El taller estuvo a cargo del abogado especialista en el sector energético de Chile, Lic. Andrés Romero (quién lideró un proceso similar en el sector chileno) contratado por el Banco Interamericano de Desarrollo (BID), además contó con el apoyo de la Agencia Alemana de Cooperación Internacional (GIZ-El Salvador) y el acompañamiento de la Organización Latinoamericana de Energía OLADE.